Tu libertad termina donde comienza la mía: 2012

Páginas vistas en total

domingo, 23 de diciembre de 2012

capitulo 8 give me love



Ni de lejos, tengo 14 años, qué, ahora saldrás corriendo no?
-Qué?! No!, no me importa la edad, lo digo de verdad.
-Entonces, porque lo preguntas...-digo seria.
-Por curiosidad, todo lo que sepa de ti es poco-dice alzando una de las comisuras de sus labios.
-Seguro?-pregunto, aunque se que no puede mirarme a los ojos porque está conduciendo, yo si que lo hago.
-Por supuesto, además nosotros somos forever young, y yo soy el que aparenta menos de los 5. Y además, soy de los que piensan que donde hay amor, la edad no existe.
En ese momento, me encantaría poder besarlo, pero no puedo por dos razones:
  1. No tengo la autoridad suficiente para ello.
  2. Si lo beso mientras conduce, la palmamos.
    Aunque pienso que la primera me retiene más.
    Me mantuve callada todo el camino, no era capaz de encontrar las palabras para expresar mi alegría.
Entonces, Niall tomó mi mano, que tenía sobre mi regazo y la estrechó.
-Ya estamos-dijo aparcando el coche-los ves ahí en el banco?-y señaló a los demás.
Lydia y Zayn estaban de la mano, y Lydia se reía de algo que el le había contado; Cris y Harry, se estaban enrollando(de nuevo). Los otros dos.... Bueno, Louis no paraba de darle el coñazo a Celia, y ella tenía una cara de perros, se me escapó una pequeña sonrisa.
Salimos del coche y Louis vino a recibirnos, y nos dio un gran abrazo de oso a Niall y a mi.
Niall me volvió a coger de la mano y nos acercamos al grupo. Celia tenía cara de víbora asesina, me recordó a la canción de la cobra Taka Taka, tuve que reprimir una sonrisa.
En ese momento, llegaron Liam y Maria.
-Bueno, nos vamos??-dijo Niall.
-Si, a donde quiera que vayamos.-le dije con una sonrisa.
-Yo con la rubia-dijo Louis.
-Y nosotros-dijo Zayn.
Volvimos al coche, Louis se sentó justo detrás de mi, y Lydia y Zayn se sentaron juntos.
Niall volvió a cogerme de la mano con su mano libre, y otra vez me recorrió un estremecimiento. Su mano se sentía caliente sobre la mía.
Recosté mi cabeza contra el respaldo del sillón del coche y cerré los ojos. Al instante me quedé dormida.


Al rato, sentí dos manos posarse sobre mis ojos, y me sobresalté al escuchar un grito en mi oido. Pegué un chillido y abrí los ojos, pero las manos no me dejaban ver nada, entonces resonó una risa familiar...
-Louis... Suéltame, no me hace gracia.-dije con un suspiro.
-No la tiene porque no has visto el careto que has puesto-dijo quitándome las manos entre risas.
-El grito que has pegado me ha dejado sorda...-me dijo Lydia riéndose también.
-Lo siento, pero si te hacen a ti lo mismo seguro que reaccionas peor guapa-le dije fulminándola con la mirada.
-Bueno, dejadlo, ya estamos llegando-dijo Zayn acariciándole el hombro.
Salimos del coche, y descubrí que estábamos en medio de un campo, era precioso, no se parecía a los de España. Lleno de árboles verdes, y caminos bordeados por pasto fresco.
-Precioso...-solté.
-Sabía que te gustaría-dijo Louis con voz de sabelotodo.
-Ya, claro-dijo Niall-por eso dije yo lo de traerlas aquí.
Me mordí el labio y lo miré con gratitud, me contestó con una sonrisa.
-Oye Niall cariño, que vamos a hacer?-dijo con voz seductor Celia, no me importaría romperle los dientes para que deje de sonreír...
-Vamos a dar un paseo, y después tomaremos un picnic Celia.-dijo sonriendole, me giré y tomé aire.
Comencé a andar al frente, no sabía donde iba, pero me daba igual, me hacía falta aire fresco.
Louis se adelantó y me pasó el brazo por los hombros.
-Hey, estás bien?-me dijo un poco serio, raro en Louis.
-Si... Son solo demasiadas cosas en poco tiempo.-Pero estoy bien.
Me plantó un beso sonoro en la mejilla, y sonreí como una tonta.
-Sabes?Eres el mejor, sabes como alegrarme el día-le dije apoyando la cabeza en su hombro.
-Louis esta aquí para servirle mi ama.-dijo con una reverencia.
Su sonrisa cálida me daba energía y alegría.
-Ahora vamos a montar a caballo-dijo Louis. Solté una risita, creía que estaba de coña.
-Que es verdad, aunque a Zayn le dan miedo los equinos-dijo con voz honorable asintiendo.-Es un rajado.
-Quién es un rajado?-preguntó Zayn, que se había acercado con Lydia.
-Segun Louis, lo eres tu, señorito-dije sonriendo.
-Louis...-dijo Zayn con tono de advertencia.
-No tenías que decirselo!-me dijo al oido.-Se lo ha inventado, yo se que tu eres un valiente, el más valiente del mundo entero.
-Mentiroso!-dijo Zayn acercándose y revolviéndole el pelo a Louis con el puño.
Lydia y yo nos miramos y estallamos en risas. Los demás se acercaron para ver que pasaba, y separé a Louis de Zayn, ya que, el primero, intentaba de hacerle algo con la postura de la mantis religiosa.
-Al final alguien sale herido... No, si es lo que yo digo, peor que una guardería-dijo Liam.
-Si, papi, de ahora en adelante me portaré bien-dijo Louis agitando las pestañas.
-Guay, el padre más joven que el hijo-dije, y en el momento en el que lo solté desee no haberlo hecho.
-Y tu como sabes que soy mayor?-preguntó Louis.
-Porque se te ven ya las canitas Louis-dijo Niall mirándome extrañado.-simplemente se intuye.
-Yo no tengo canas!-dijo Louis-yo me iré al país de nunca jamás y nunca envejeceré.
-Ese tren pasó para ti amigo-dijo Harry con su voz gutural-eres demasiado viejo para irte con Peter Pan.
Louis se puso a ``llorar´´ y todos se olvidaron del tema.
Seguimos andando, y llegamos a una granja. Los chicos entraron, y nosotras nos esperamos fuera.
-Tengo miedo-dijo Cris-no se de lo que son capaces.
-Como mucho te cortaran en pedazos lesvi-le contestó Lydia.
-Yo se lo que vamos a hacer-dije con una sonrisa de sabelotodo.
-Lo qué?-preguntó Maria.
-Una orgía.-dije, me miraron sorprendidas-es broma.
-Entonces lo qué?-continuó Celia.
-Ahora lo verás-dije tratando de imitar su voz nasal-y podrás seguir lamiéndole el culo a Niall.
Puso cara de víbora, y reí. Por primera vez fui la primera en herir a alguien.
Se dio la vuelta y se cruzó de brazos, típico gesto de impotencia.
Los chicos llegaron con sonrisas, menos Zayn, que tenía la cara un poco asustada. Al momento, unos chicos trajeron unos caballos, no eran muy altos, al parecer había uno para cada uno.
Di mi típico gritito de roedor y salté, parecía una niña pequeña pero me daba igual.
Nos repartieron los caballos, y yo acaricié al que me asignaron.
-Yo no puedo subirme sola-dijo Celia a Niall-puedes ayudarme?
-Si, no vaya a ser que te rompas una uña, eso sería una tragedia-hoy me encontraba maligna.
Niall puso loa ojos en blanco hacia a mí y yo lo miré retándolo para que empezase una discusión, pero no lo hizo. Ayudó a Celia a subirse, y se acercó a mi con las mismas intenciones.
-No, yo puedo hacerlo sola-dije con voz ronca. Tomé impulso y me subí.
María miraba a su caballo con aire dubitativo.
-A ver, bonito-empezó a hablar dirigido a los grandes ojos del animal-que yo no quiero problemas, vamos a llevarnos bien y nadie saldrá herido vale?-terminó, el caballo la propinó con un relincho, ella se asustó y se hecho hacia atrás.
-Maria, que no hacen nada-dije con voz comprensiva.
-Si, eso dices tu...-dijo Zayn.
-Llevo toda la vida con caballos, nunca me han hecho nada, porqué os iba a pasar a vosotros?-terminé.
Liam ayudó a Maria a subirse.
Cuando todos habíamos montado, Zayn tenía la cara un poco pálida, y miraba al caballo con desconfianza.
Comenzamos a andar, y tanto como Maria, tanto como Zayn y Celia cerraron los ojos con miedo, alcé la cabeza y guié al animal junto a Maria.
-Relájate, o veras que agujetas mañana...-dije al ver su rigidez.-no te va a pasar nada.
-Ya pero tu estas acostumbrada, yo no-dijo apretando los labios en una línea fina.
Volví junto a Louis, que estaba agitando los brazos como un indio.
-Veo que a ti no te da miedo-dije mirando su libertad.
-A mi no me da miedo nada-dijo, pero entonces agitó la cabeza-salvo los pájaros pequeños en un lugar cerrado, con esos picos, y esas garras...
-Si, podrían picotearte.-dije irónicamente.
Seguimos charlando de esto y de aquello, hasta llegar a un prado despejado de árboles.
-Quiero saber cuanto corre-dijo Louis.
-Qué?-pregunté, entonces de repente, palmeó a mi caballo, que con el sobresalto echó a correr, y Louis gritando junto a mi.-estas loco!!!-dije entre risas, pero no paré.
Al rato, volví trotando con Louis con los demás, los dos estábamos respirando agitadamente.
-Tu estas mal de la cabeza o que?!-dijo Niall-podría haberse caído.-Louis le sacó la lengua.
-Pero lo ha hecho?Nop, entonces no pasa nada-dijo revolviéndose el pelo.
-Niall, no me hubiese pasado nada, ya he galopado antes-dije mirándolo.-ya se lo dije antes a Louis.
-Si tu lo dices...-dijo no muy convencido.
Seguimos paseando un rato, hasta que nos dio hambre. Buscamos un sitio para preparar el picnic. Pusimos el típico mantel de cuadros, y repartimos los cubiertos.
Los chicos habían traído sandwiches, ensaladas, fruta, dulces, agua y champagne.
-No pienso probar el alcohol...-dije mirando la botella con aprensión.
-Vamos, eso no tiene casi nada-dijo Louis.
-Nop, agüita rica y saludable.-dije cogiendo un vaso y sentándome en frente de Lou.
Niall se sentó junto a mí, y a su izquierda se sentó Celia.
-Yo también solo agua-dijo Maria
-Más fácil-comenzó a decir Louis-quién quiere agua.
Yo ,Maria y Liam levantamos la mano, Louis nos pasó la botella y nos echamos el agua.
El resto se echó champagne.
-Quieres probarlo?-me preguntó Niall señalando su vaso todavía sin probar-no soy escrupuloso.
-Em... Vale, pero solo un sorbo-dije, y bebí, un poco, no me gusta, era demasiado burbujeante y fuerte, arrugué la nariz. Le entregué la copa.
Celia se bebió su copa de un trago, sus mejillas se sonrosaron.
-Más-le dijo a Louis.
-Cómo te emborraches te va a llevar quien yo se...-dijo Louis pasándole la botella.
-Tengo autocontrol, no como otras-dijo mirándome entrecerrando los ojos.
-Celia...-le advirtió Niall.-dejalo por hoy.
-Si puede ser olvídate de mi, haz que no existo idiota-le dije enfadada.
-Lo intento, pero tu existencia me repatea-continuó.
-Pues ok tía ok, me importa una mierda lo que pienses-corté.
Celia se bebió otro par de copas, y por lo que se veía, no había bebido antes, porque estaba un poco pedo.
-Aquí tenemos todo un ejemplo de autocontrol-solté.
Louis comenzó a reirse.
-Niall, puedes acompañarme un momento-dijo Lydia(Celia) levantandose.
-Em... Claro-dijo dubitativo.
-Y tu acompáñame Almu-dijo Louis levantándose con un movimiento enérgico y ayudándome a levantarme.
Me dio la mano, y nos desviamos un poco de los otros dos, Niall y Celia se metieron entre los árboles, y Louis y yo los seguimos a razonable distancia para poder oirlos.
-Escondete-me susurró, agachándose a mi lado, me agaché dejando mi vista despejada para ver a la pareja.
Agucé el oido, y me concentré en oír lo que decían.
-Niall...-dijo Celia con su voz gutural, pasó sus manos por el cuello de el, yo me tensé en el sitio y seguí contemplando-tengo que decirte una cosa.
-El qué-dijo Niall con voz ronca.
-Te quiero... -dijo ella acercando su cuerpo al de el, y... Besándolo.
Me mordí el interior de la mejilla para contener un sollozo, lágrimas comenzaron a brotar de mis ojos, y parpadeé para expulsarlas lejos.
Louis me apretó la mano, y me la besó con cuidado, para tranquilizarme. Me ayudó de nuevo a levantarme y nos alejamos de allí. Cuando estuvimos lo suficiente lejos, dejé que mi llanto naciese, y Louis me abrazó.

Narra Niall

No sabía que hacer, no puedo empujarla o le haré daño, pero tampoco puedo mantener este beso, por que no siento nada. El problema es como me aparto sin hacerla sufrir.
Este beso se siente mal, como sino debiese de pasar, como sino fuese sincero. Abrí los ojos, y con cuidado la separé de mi.
-Celia...-empecé, no se me daba bien eso de rechazar.
-Si?-dijo pestañeando repetidamente.
-Esto no se va a repetir, y nadie se enterará de ello-le dije sin rodeos, mejor decirselo de sopeton o me costará más.
-Qué?!Por qué?!-dijo sorprendida.
-Porque no me gustas de esa forma, lo siento-dije apartando la mirada. Me giré para volver con los demás, pero ella me agarró el brazo.
-No.. Por favor... Dame una oportunidad...-dijo entrecortadamente.
-No, lo siento, no puedo mentirte ni a ti ni a mi mismo-me aparté y volví, por el camino escuché un ruido, eran unos sollozos de chica, busqué de donde provenían, y encontré a Louis y Almu abrazados, ella estaba llorando sobre el hombro de el, y me sobresalté al ver esa escena.
-Qué te pasa?-dije acercándome a ellos.
Ella se asustó al escuchar mi voz y se pegó más a Louis.
-Niall, ahora no-dijo Louis con voz pausada, casi parecia que contenía rabia.-vete.
-No sin que me diga que le pasa-dije constante, ella soltó un sollozo, se me partía el corazón de verla así.
-Vete ahora sino quieres liarla-dijo Louis alzando un poco la voz, se volteó hacia mi, y me miró serio, algo extraño en el.
Decidí irme, ya lo averiguaría después, pero me hubiese gustado consolarla yo, estrecharla entre mis brazos y calmarla poco a poco.
Volví con los demás, Celia estaba allí sentada, algo seria. Me senté separado de ella, no quería darle falsas esperanzas.

Narra Louis

Tenía que hacer algo para que dejase de llorar, pero sabía que ahora lo que menos necesitaba era una broma... La estreché más fuerte cuanto empezó a sollozar más fuerte. Ahora lo único que debía hacer era estar con ella, nada más.
-Soy idiota... Porqué me habré hecho ilusiones, que iba a hacer un chico como el con una chica como yo?-dijo entre sollozos.-normal que la elija a ella... Es mucho mejor que yo...
Se me partía en corazón de oirla habar así. Ella valía mucho más que esa chica, desde que la vi supe que Celia no era de fiar.
-Qué estás diciendo?-comencé a decirle-eres tonta o qué? Si Niall la ha escogido a ella es porque es un idiota... No sabe todo lo que vales...
-No, me estás mintiendo... Ella es más guapa, tiene más carácter, no la ahoga la vergüenza como a mi...-no la dejé terminar la frase, no sabía que hacer, así que la callé con un beso... Un beso en los labios.
Se encogió asustada, tenía los ojos como platos, y lo peor, es que no sentía nada, bueno, si que sentía algo, me sentía como si estuviese besando a mi hermana. Me separé con cuidado sin soltarle la mano.
-Louis...-comenzó ella todavía confundida.
-Shhh, lo siento, no tenía que haberlo hecho-le dije en el oido.
-No tienes porque pedirme perdón, la verdad es que me has hecho olvidarme de lo otro-dijo comenzando a sonreír tímidamente.-Pero Louis... Creo que tu has sentido lo mismo que yo, y yo lo que siento es que te quiero como a un amigo, mejor dicho, como a un mejor amigo.-me acarició la mejilla y sonreí yo también.
-Bueno, que tal si volvemos?-dije dándole la mano.-otra cosa, no quiero distanciarme por este beso...
-Eso no pasará tranquilo-dijo y me apretó la mano.-vamos.

Narra Almu

El beso de Louis me había despejado, pero ambos sabíamos que no había significado nada, volvimos con los demás, y me fijé en que Niall se había separado del lado de Celia. Me pegué más a Louis, y nos sentamos juntos.
-Cuándo vamos a volver?...-le pregunté a Louis.
-Si quieres, podemos irnos nosotros y que estos se queden...-me dijo.
-Yo también me voy a ir...-dijo Niall, Louis lo miró con ojos asesinos, parecía mi hermano mayor, mi protector.
-Vamos pequeña..-me dijo Louis y nos levantamos.
-Esperaos, nos vamos ya todos, se nos hace tarde-dijo Zayn.
Recogimos, e hicimos el camino de vuelta para dejar los caballos. Los llevamos y volvimos al coche.
-Te cambio el sitio?-me dijo Louis, negué con la cabeza y me senté al lado de Niall, separándome todo lo posible, y me quedé embobada mirando por la ventana.
Nos llevaron al hotel, nos despedimos y nos metimos todas en la habitación de Lydia y Cris, incluida Celia.
-Bueno... Qué tal vuestro día?- pregunté, necesitaba alguna buena noticia.
-A Cris se le ha declarado HARRY!!!!!-gritó Lydia.
-Si, a que es mono? Nos conocemos poco, pero estamos juntos-dijo Cris reprimiendo una gran sonrisa.
-Enhorabuena-le dije sonriendo.
-Pues Niall también se me ha declarado, y nos hemos besado-dijo Celia, el aire se me escapó de los pulmones, y un escalofrío me recorrió.-es tan mono...
Maria me miró con lástima.
-Bueno, chicas nosotras nos vamos, que estamos cansadas.-dijo Maria agarrándome del brazo.-hasta luego, vamos a tomar una siesta y ahora hablamos.
Entramos en nuestra habitación, y me senté en la cama.
-Estúpido irlandés... Se va con la guarra esa teniéndote a ti... -comenzó decir Maria. Sonreí un poco.
-Oh... Maria diciendo palabrotas... El mundo se va a acabar...-dije sonriendo- Niall no tiene la culpa, no lo insultes.-dije volviendo a ponerme seria.
-Bueno basta de Niall, que te pasa con Lou??-preguntó alzando las dos cejas.
-Te lo voy a contar solo a ti, así que ni se te ocurra decírselo a nadie.-le advertí.
-Valeee.
-Me besó-le dije con una sonrisa. Maria puso cara de WTF?!.-pero hemos quedado en olvidarlo, solo somos amigos.
-Es una pena...
-No, es lo mejor, no sentimos nada el uno por el otro.
-Bueno.. Una servidora necesita dormir...-dijo Maria tumbándose en la cama.-buenas noches.
Me puse los cascos, y puse música, no tenía sueño.
Me puse el disco + de Ed Sheeran, y me tumbé.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Capítulo 7 de When I Should've Kissed You

[Louis]
Y he llegado al hotel. Ya es la hora, seguro que Almu está terminando de arreglarse, la voy a llamarla para que se ponga nerviosa y baje pronto.
*Marcando*
-...
-¿Estas lista?
-...
-Hasta ahora.
-...
Se ha puesto nerviosa. Me acerco a paso tranquilo a la escalera que lleva a al primer piso, dentro de nada aparecerá. Se escucha un portazo y unos pasos corriendo hacia la escalera y aparece Almu bajando rápidamente la larga escalera, parece que no me ha visto todavía. Cuando levanta la cabeza y dejar de mirar los escalones para mirarme a mí, sonrío y ella me la devuelve y sigue bajando sin apartarme la mirada pero cuando no quedan nada más que tres escalones, Almu tropieza y cae. Gracias a mis reflejos me muevo rápidamente a la derecha y la cojo justo a tiempo. Ella abre los ojos, todavía sin creer que no esta en el suelo, mira fijamente a mis ojos.¡Sus ojos son hipnotizantes!

Mientras nos miramos fijamente yo estrecho su cuerpo contra mi cuerpo porque siento que en cualquier momento desaparecerá y todo será como si no hubiera existido.
-Almu,yo...-digo.
-¿Si?
-No,nada.
Ella se sonroja y aparta la mirada y yo, salgo de ese mundo luminoso y abtrayente que son sus ojos, y la suelto lentamente. Cuando ya la he soltado nos miramos incómodos, nunca me ha pasado.
-¿Qué el suelo necesite un abrazo no es razón para que tú se lo des?-digo para quitar algo de hierro a la situación. Ella sonríe.
-Es que el suelo me lo estaba suplicando y quien se resiste al él, es tan monoso.
-Pues no le hagas nada al suelo porque ya estoy yo aquí para abrazarlo si hace falta.-dicho esto me tiro rápidamente en el suelo y empiezo a besarlo poniendo en medio mi mano.
Ella suelta una carcajada.
-¡Pues dile a tú querido suelo que no espere que lo bese después de eso ehhh!
-Tranquila se lo diré.-digo mientras me levanto.-¿Nos vamos ya?
[Almu]
-Sí, vamos.-le contesto. Me gustaría saber que quería decirme Louis antes cuando estabamos pegados él uno contra el otro.-¿A dónde vamos?
-Es una sorpresa, pero para que estes más tranquila te cuento que aunque lleves ese vestidito tan mono ( http://www.polyvore.com/louis_novela_de_maria_cita/set?id=59653804 ) no te va a pasar, ni enseñarás nada, te doy mi palabra.
-No se si fiarme.
-Haces bien, pero por esta vez te tendrás que fiar de mi palabra quieras o no quieras.
-De acuerdo Peter Pan, vamos al país de nunca jamás.
[Niall]
Quedan cinco minutos para las nueve y media pero yo ya he llegado a la puerta del hotel. Voy andando tranquilamente hacia las escaleras donde debo esperar a Celia cuando veo que alguien se precipita por ellas seguido por un par de niños que salen corriendo y riendo.¡Es Celia!
-¿Estás bien?-digo mientras me acerco y me arrodillo para ayudarla. Su mirada sigue a los niñoscon una expresión de asesina.
Me mira y contesta:
-Ahora que estas conmigo...
 -¿No te has hecho daño?-digo mientrás algo me llama la atención. Lleva cuñas, normal que se cayera. Subo la mirada poco a poco hasta sus ojos. Son preciosos. La gente puede decir que los ojos bonitos son los verdes o azules pero ella, con sus ojos negros azabache, tiene poco que envidiar a los demás.
-Sí estoy bien, pero como coja a esos críos se van a enterar.
¡Qué agresiva!
-Son solo niños, no lo han hecho con mala intención.
-Si tú lo dices, bueno mejor vayamonos ya.
-Espero que te guste el plan que he hecho.
-¿A dónde vamos?
-Ya lo verás, tú dejate llevar.

lunes, 10 de diciembre de 2012

capitulo 7 Give me love


Capítulo 7.

TOC, TOC.
-Quién coño es....-murmuré con voz ronca. Tenía la madre de los dolores de cabeza.
Nadie abría, así que me hice la sorda.
TOC, TOC.
Volvieron a golpear.
-Joder...-Me levanté un poco mareada y abrí la puerta. Niall me esperaba en la puerta con unas ojeras-Huy, hola-contesté algo sorprendida de verlo tan temprano.
-Puedo pasar??-preguntó.
-Em.. Si, pero no hagas mucho ruido, hay fieras dormidas.-dije con una sonrisa señalando a Lydia, tenía una postura que parecía imposible. Niall la miró como revisando un experimento a punto de explotar. En ese momento, no pude evitar imaginarlo disfrazado de Tomas Eddison, me entró la risa tonta, y la cabeza me comenzó a palpitar.
-La ostia...-dije en español para que no me entendiese.
-Estas bien?-dijo mirándome preocupado-y por cierto, mejora ese lenguaje señorita.
-Eso nunca dije, y si estoy bien, pero este dolor de cabeza me está matando. Prometeme que no me dejaras volver a beber en la vida.
-Claro, pero te deshidrataras-dijo con un guiño, se sentó en mi cama deshecha y me comenzó a observar. Entonces me acordé, y mis mejillas se pusieron como dos tomates, estaba en todo mi esplendor con mi pijama rosa con dibujos de fresas, y para mejorar este gran conjunto llevaba mis zapatillas de ovejitas. Quería que la tierra me tragara, respiré profundo y lo miré mordiéndome el labio.
-Bonito pijama-dijo con una sonrisa pícara.-aunque personalmente, te prefiero sin el.-Esas palabras me sentaron como bombas, y todo el cuerpo se me enciendo como un incendio, me giré y respiré hondo dos veces.
Entonces sentí su risa.
-Niall, cada día me dejas más traumatizada-dijo una Maria sonando soñolienta.
-Eso que no has escuchado las blasfemias que dice tu amiguita-contestó señalándome.
-De ella estoy acostumbrada tranqui, la rubia asesina, si vieras en el instituto cuando se enfadaba...-no la dejé terminar, la miré con ojos asesinos-no ves?
-Si no os importa, me voy a duchar, así podréis ponerme verde mientras no estoy-les dije entrando en el baño, me miré al espejo, tenía ojeras, la cara pálida, y mis ojos parecían los de un cervatillo asustado, el pelo hecho una maraña loca, no se sabía donde empezaba un mechón y donde terminaba otro, todo eso combinado con mi excelente pijama... Mejor no comentar.
Me di un duchazo muy rápido, me envolví en una toalla y salí a por la ropa que aún seguía en mi maleta.
Entonces descubrí que mi habitación ya estaba bastante llena, estaba one direction al completo(bien, y yo en toalla, viva mi estupidez), entonces vi que Celia también se encontraba. Aparté la mirada y me dirigí a mi maleta, que estaba más revuelta que antes... temiendo lo peor me giré y vi a Louis con una camiseta escotada puesta, el labio me tembló, no sabía si reír o llorar.
-Louis...-dije, mi rabia empezando a aumentar-si no quieres morir quitate eso.
-Que me va a hacer la chica de la toalla?-dijo poniendo poses de modelo femenina-y además me queda mejor que a ti-continuó poniendo morritos-verdad Harry??-terminó lanzándose sobre el aludido.
-Por supuesto cariño-dijo abrazándolo.
-Señores, un motel o potaré-dijo Cris haciendo gestos de arcadas.
-Cállate, estás celosa de mí, todas lo estáis.-dijo mirándonos con odio.
-Si, Louis, será eso-dijo Lydia que estaba sentada junto a Zayn.
Todas estaban ya vestidas, parecían preparadas para ir de senderismo.
-Otra cosa, que hacéis aquí?-pregunté.
-Sacaros de paseo peques-dijo Zayn.
-Oye, que no somos tan peques-dijo Maria.
-Si tu lo dices..-dijo Niall.
Poniendo los ojos en blanco, cogí unos shorts y una camiseta, cogí lo más rápido posible la ropa interior, y salí pitando hacia el baño.
Me vestí, me cepillé el pelo y lo recogí en una coleta con el flequillo suelto. Entonces escuché un grito, y abrí de golpe la puerta, entonces encontré a Louis tirado en el suelo.
-Que ha hecho ahora...-dije con un suspiro mirando a Niall.
-Intenté que Liam me hiciese el avión... y la cosa salió mal...-dijo Louis sonando como un niño pequeño.
Entonces miré a Liam que se aguantaba la espalda con la mano y María se la revisaba.
-No se os puede dejar solos al parecer...-dije entrecerrando los ojos-nos vamos?
-Si-dijo Harry cogiendo de la mano a Cris.
Cogí los auriculares, el móvil y el monedero con dinero.
-Tengo hambre-dije tocándome el estómago.
-Ahora te llevo a desayunar-dijo Niall.
Salimos a la calle, y de camino al sitio donde desayunaríamos, estuve a punto de caerme varias veces por la resaca, Louis siempre se burlaba de mi.
-Cuando vamos a llegar?-le preguntó Maria a Liam.
-No tengo ni idea, preguntale a Niall, es el único que lo sabe.
-Vamos a un pub, tranquis, ya está muy cerca.
-Por tu bien y el de mi tripa, eso espero-le dije.
Me aburrí, así que saqué los cascos y me puse a escuchar música, en ese instante comenzó a sonar ``drive by´´ de Trayn, me gustaba bastante esa canción.
Entonces, Niall se me acercó y me robó un auricular.
-Qué escuchas?-preguntó, entonces al parecer la reconoció y se puso a cantarla, y yo me derretí viva.
-Tienes algo nuestro?-preguntó Harry.
-Em... No-solté.
-Buhhhh-me comenzaron a abuchear-bueno, ya te conseguiré un disco,así aprenderás lo que es la buena música-terminó Louis.
-Si, seguro que sois peores que yo y Maria-dije riendo.-no os veo delante de un micro cantando, sinceramente.
-Pero si cantamos como los ángeles-dijo Louis pestañeando rápidamente.
-Eso habría que verlo-dijimos Maria y yo.
Niall me miró alzando una ceja con una sonrisa, y yo le devolví la mirada desafiante.
-Que os parece little things, de nuestro nuevo CD, todavía no ha salido a la venta-dijo Harry.
Me puse roja, me sabía esa canción de memoria, es preciosa, se notaba que era escrita por Ed.
Comenzaron a cantarla, me iba a emocionar, la estaba tarareando para mis adentros a su ritmo, miré a las demás todas estaban muy rojas. Decidí destensar un poco esto.
-Esa canción es de Ed Sheeran!-les grité fingiendo estar enfadada-no es vuestra.
-Nos la ha dejado para nuestro album take me home-dijo Zayn frunciendo el ceño.
-Escuchas a Ed?-preguntó Harry.
-Por supuesto, es el mejor de este jodido mundo-dije añadiéndole énfasis.
-Nosotros lo conocemos-dijo Niall, mirándome curioso.-podría presentártelo.
-Y yo soy la mejor amiga de Michael Jackson no te jode-le solté casual.
-Lo dudo ya que hace años que murió-dijo riendo.
Puse los ojos en blanco y seguí andando, si de verdad me lo presentaba, violaría a Niall James Horan.
Llegamos a un pub pequeño, parecía muy acogedor, también servían desayunos, estaba vacío, así que los chicos se decidieron a entrar.
Nos pedimos nuestros correspondientes pedidos y nos sentamos a esperar. Me puse a hacerme fotos con María y las chicas.
Entonces sentí la llamada de la naturaleza.
-Disculpad, voy al baño-dije un poco roja.
-Te acompaño?-dijo Louis.
-Ni de coña amigo-le dije con un guiño.
Entré en el pequeño baño, digo pequeño, porque casi que ni cabía. Cerré la puerta. Pero la tranquilidad no duró mucho, unos golpes se escucharon en la puerta, terminé y abrí un poco enfadada. Entonces vi a Celia, con cara de pocos amigos.
-Qué quieres-le dije.
-Dejarte claro que Niall es mío-dijo seria.
-Cuando los cerdos vuelen-dije-y las ranas críen pelo.
-La segunda se ha cumplido, si quieres comprobarlo mirate al espejo-dijo con rabia.
-Atácame, ya no me importa, Niall nunca terminará con una víbora como tu-le dije sonriendo.
Salí del baño sonriendo dejando a Celia pasmada. Ya no me haría más daño.
El desayuno ya estaba en la mesa, me senté y cogí y gofre con chocolate y mi vaso de leche, los demás todos tenían cafés y tés salvo Niall que tenía... Una cerveza, estuve a punto de reír, pero me callé. Las demás se habían pedido unas tostadas, pero yo algo con una cantidad de azúcar enorme, soy así de saludable.
-En serio, dulces por la mañana?-dijo Niall con cara de asco mirando mi plato.
-En serio cerveza para desayunar?-dije imitando su voz.
-Touché-dijo callándose.
Me comí mi gofre despacio intentando no mancharme. A terminar todos, pagamos y salimos a la calle.
Niall me comenzó a mirar divertido.
-Qué?-pregunté-tengo moros en la cara?
-Moros no, pero chocolate si-dijo riendo. Se acercó y cogió un pañuelo de papel, se acercó y me limpió la comisura del labio izquierda deteniéndose rozando mi labio. Conectamos nuestras miradas y me quedé embobada en sus hermosos ojos claros. Entonces sentí que alguien me empujaba, me giré y vi a Celia con una falsa sonrisa.
-Ups, lo siento-dijo apartándose su pelo negro de la cara.
-No pasa nada-le dije poniendo una sonrisa más falsa aún.-Niall, me queda más chocolate?-dije girándome dándole con mi pelo en la cara a posta, se que es un poco cursi, pero me tenía hasta los ovarios.
-No-dijo sonriéndome.
-Gracias- me puse de puntillas y le propiné un beso en la mejilla, miré alzando la ceja a Celia, y le cogí la mano a Niall.
El chico se sorprendió un poco pero entonces me agarró más fuerte la mano.
-Dónde vamos ahora?-preguntó Maria a Liam.
-A digerir el desayuno-contestó acariciándole el pelo.
-Falta me hace, me voy a poner como una foca comiendo así-dije en broma.
-Si, en vez de comer tanto, te vendría bien una buena dieta-dijo Celia con una fría sonrisa.
-Si, creo que a ti también te vendría bien quitarte unos buenos cuantos kilitos de encima-le solté.
Louis se puso a reír, lo miré y me alzó el pulgar en señal de bien hecho.
-Quién va a por el coche?-preguntó Niall.
-Tú por preguntar-dijo Louis.
-Idiota, necesitamos otro, no cabemos-aclaró.
-Yo mismo-dijo Liam.
-Yo te acompaño-dijo Maria.
-Claro preciosa-le dijo pasándole el brazo por los hombros.
Miré a Maria alzando una ceja con una sonrisa, ella simplemente se puso roja.
-Yo también voy-le dije a Niall.
-Y yo-dijo Celia, podía callarse la boca.
-No hace falta Celia, vas a tener que andar para nada-dijo Niall, cada vez me enamoraba más...
-Pero no me importa de verdad-dijo moviendo sus negras pestañas.
-No, tu te quedas conmigo-dijo Louis cogiéndola del brazo y guiñándome un ojo.
No pude evitar una sonrisa, y Celia tampoco pudo evitar un suspiro de resignación.
-Vamos?-dijo Niall mirándome.
-Claro-dije intentando aguantarme una carcajada.-está muy lejos?
-Que va, está aquí mismo-dijo pasándome el brazo por los hombros.
Maria se me acercó pero seguía pegada a Liam.
-Puedo hablar contigo un segundo?-dijo frunciendo el ceño.
-Em... Si-dije arqueando una ceja.
-A solas-dijo mirando a Niall y poniendo los ojos en blanco-asi que fuera chicos.
Se alejaron unos pocos metros.
-Qué ha pasado con Celia?
-Nada, simplemente la adoro-dije con una sonrisa felina.-es la mejor persona que he conocido en la vida-dije clavándome las uñas en las palmas de mis manos.
-Y yo soy el papa. Venga que no soy tonta y te conozco mejor que nadie. Y cada vez que os miráis saltan chispas.
-Uff, simplemente es que es así de zorra que se le va a hacer... Pero de ninguna manera me va a quitar a Niall, aunque lo tenga que atar con correa, y llevarmelo a cuestas todo el día.
-Por Niall no te preocupes, se nota que le gustas tu a kilómetros de distancia.
-Eso dices siempre-dije mordiendome el labio.-será mejor que sigamos...
Volvimos con los chicos, y seguimos andando.
-Pony salvaje...-comencé a tararear en español sin darme cuenta-con cuerpo de pony...
-Hay vida en tu vida...-continuó Maria.-pero da igual que pony!!!-gritó de repente.
-Yo soy tu pony loca, yo soy tu pony loca!!!-continuamos a pleno pulmón
Los chicos nos comenzaron a mirar con caras aterrorizadas, al parecer Niall sabe la traducción, porque al momento se pone a reir.
-Qué recuerdos Mariquilla...-dije mirándola cómplice.
-Si... Rubia malona
Entonces vi a los chicos decirse algo en el oido entre ellos.
-Qué estáis tramando?-dije entrecerrando los ojos, entonces se nos comenzaron a acercar, empiezo a andar hacia atrás temiendome lo peor...
-Maria, corre.
-Qué?
-Que corras coño!-le digo riendo.
Tarde, nos cogen sobre el hombro y se ponen a correr en medio de la calle, la gente nos miran como si estuviésemos locos.
-Parad, nos están mirando-digo casi sin poder respirar dándole golpes en la espalda a Niall.
-Vamos al psiquiatra, a internaros de por vida.-dice Niall.
-Ah va, pero tu te quedas allí conmigo, que conste-le susurro al oido, es un poco atrevido, pero entonces me agarra más fuerte y no me arrepiento de decirselo.
-Por supuesto-dice, un pequeño rubor cubre sus mejillas y yo sonrío como una boba.
-Eso me deja más tranquila, podré compartir mi condena.-entonces miré hacia abajo, y una buena vista de su culo me recibe, no puedo evitar ensanchar mi sonrisa y deslizar mi mano más abajo hasta el final de su espalda.-sabes?tienes un buen culo.-una risa se nos escapa a los 4.
-No mejor que el tuyo, los culos españoles son los mejores.
-A que si-dije imitando la voz de un amigo. Giré mi mano y me di un cachetazo en el culo.
-Puedo yo también hacerlo??-me dice deslizando una mano por mi pierna.
-Nop, mi culo es de uso privado, solo yo y unas pocas personas pueden tocarlo.-dije seria.
-Creo que deberias ser actriz porno de mayor-dijo.
-Claro, para que me veas desnuda en el youtube, no, quiero ser otra cosa.
-Cómo lo has sabido?!?!-dice haciendose el sorprendido.
-Soy médium.-digo.
-Eso explica muchas cosas... También tienes rayos x? Eso explicaría como me ves el culo.
Estallo en una carcajada.
-Me vais a hacer potar-dice Maria-dejad esas cosas para un Motel.
-Pues mira, no estaría mal-dice Niall, me puse roja como un tomate, y le di con el puño en la espalda.
-Anda, bajame que me va a dar algo...-digo.
-Y a mi, que ya estoy un poco mareada- dice Maria a Liam.
-Vale princesa.
Niall, me baja, pero tengo las piernas dormidas y me recoge contra su pecho. No puedo reprimir un suspiro, que hace que suene ridícula.
-Patito, no te marees.
-No soy un pato, soy un unicornio, y como me enfades te clavo el cuerno en el...-Maria no me dejo terminar la frase.
-No digas nada de lo que puedas arrepentirte-dijo Maria, me puse roja.
-Dónde me lo clavas?-dice Niall divertido.
-En el brazo, dónde creias?-digo.
-Mejor no lo digo.- dice negando con la cabeza.
Liam le pasó el brazo por los hombros a Maria, en esa relación sobraban las palabras, con una mirada se entendían, me gustaría estar así alguna vez...
Niall me cogió la mano y seguimos andando.
-Falta mucho?-dijo Maria.
-No, es ese-dice Liam señalando un gran coche negro, era un todoterreno, sobresalía entre todos los demás junto con otro un poco más pequeño rojo.
-Agg, me encantan...-dije corriendo al rojo.
Sentí las manos de Niall en mi cintura y me estremecí, me giré y lo encaré con una sonrisa.
-Nosotros vamos en este-dijo Niall.
Me abrió la puerta como todo un caballero, me senté en el asiento del copiloto, y esperé a que Niall se sentara en el asiento del conductor.
Sonreí a Maria desde mi ventanilla, y la saludé.
-Vamos a recoger a esta gente.-dijo girándose la gorra, me encantaba ese gesto que tenía.
Arrancó, y puso música.
-Oye, cuántos años tienes?-pregunta, ya la hemos liado, cuando se entere va a pensar que soy una mocosa.
-No deberías preguntarle eso a una señorita-le digo intentando desviar la conversación.
-Vamos, contéstame, yo tengo 19 años, no te voy a comer.-un sudor frío me recorre la espalda-yo diría que tienes en torno a 16.