Tu libertad termina donde comienza la mía: capitulo 7 Give me love

Páginas vistas en total

lunes, 10 de diciembre de 2012

capitulo 7 Give me love


Capítulo 7.

TOC, TOC.
-Quién coño es....-murmuré con voz ronca. Tenía la madre de los dolores de cabeza.
Nadie abría, así que me hice la sorda.
TOC, TOC.
Volvieron a golpear.
-Joder...-Me levanté un poco mareada y abrí la puerta. Niall me esperaba en la puerta con unas ojeras-Huy, hola-contesté algo sorprendida de verlo tan temprano.
-Puedo pasar??-preguntó.
-Em.. Si, pero no hagas mucho ruido, hay fieras dormidas.-dije con una sonrisa señalando a Lydia, tenía una postura que parecía imposible. Niall la miró como revisando un experimento a punto de explotar. En ese momento, no pude evitar imaginarlo disfrazado de Tomas Eddison, me entró la risa tonta, y la cabeza me comenzó a palpitar.
-La ostia...-dije en español para que no me entendiese.
-Estas bien?-dijo mirándome preocupado-y por cierto, mejora ese lenguaje señorita.
-Eso nunca dije, y si estoy bien, pero este dolor de cabeza me está matando. Prometeme que no me dejaras volver a beber en la vida.
-Claro, pero te deshidrataras-dijo con un guiño, se sentó en mi cama deshecha y me comenzó a observar. Entonces me acordé, y mis mejillas se pusieron como dos tomates, estaba en todo mi esplendor con mi pijama rosa con dibujos de fresas, y para mejorar este gran conjunto llevaba mis zapatillas de ovejitas. Quería que la tierra me tragara, respiré profundo y lo miré mordiéndome el labio.
-Bonito pijama-dijo con una sonrisa pícara.-aunque personalmente, te prefiero sin el.-Esas palabras me sentaron como bombas, y todo el cuerpo se me enciendo como un incendio, me giré y respiré hondo dos veces.
Entonces sentí su risa.
-Niall, cada día me dejas más traumatizada-dijo una Maria sonando soñolienta.
-Eso que no has escuchado las blasfemias que dice tu amiguita-contestó señalándome.
-De ella estoy acostumbrada tranqui, la rubia asesina, si vieras en el instituto cuando se enfadaba...-no la dejé terminar, la miré con ojos asesinos-no ves?
-Si no os importa, me voy a duchar, así podréis ponerme verde mientras no estoy-les dije entrando en el baño, me miré al espejo, tenía ojeras, la cara pálida, y mis ojos parecían los de un cervatillo asustado, el pelo hecho una maraña loca, no se sabía donde empezaba un mechón y donde terminaba otro, todo eso combinado con mi excelente pijama... Mejor no comentar.
Me di un duchazo muy rápido, me envolví en una toalla y salí a por la ropa que aún seguía en mi maleta.
Entonces descubrí que mi habitación ya estaba bastante llena, estaba one direction al completo(bien, y yo en toalla, viva mi estupidez), entonces vi que Celia también se encontraba. Aparté la mirada y me dirigí a mi maleta, que estaba más revuelta que antes... temiendo lo peor me giré y vi a Louis con una camiseta escotada puesta, el labio me tembló, no sabía si reír o llorar.
-Louis...-dije, mi rabia empezando a aumentar-si no quieres morir quitate eso.
-Que me va a hacer la chica de la toalla?-dijo poniendo poses de modelo femenina-y además me queda mejor que a ti-continuó poniendo morritos-verdad Harry??-terminó lanzándose sobre el aludido.
-Por supuesto cariño-dijo abrazándolo.
-Señores, un motel o potaré-dijo Cris haciendo gestos de arcadas.
-Cállate, estás celosa de mí, todas lo estáis.-dijo mirándonos con odio.
-Si, Louis, será eso-dijo Lydia que estaba sentada junto a Zayn.
Todas estaban ya vestidas, parecían preparadas para ir de senderismo.
-Otra cosa, que hacéis aquí?-pregunté.
-Sacaros de paseo peques-dijo Zayn.
-Oye, que no somos tan peques-dijo Maria.
-Si tu lo dices..-dijo Niall.
Poniendo los ojos en blanco, cogí unos shorts y una camiseta, cogí lo más rápido posible la ropa interior, y salí pitando hacia el baño.
Me vestí, me cepillé el pelo y lo recogí en una coleta con el flequillo suelto. Entonces escuché un grito, y abrí de golpe la puerta, entonces encontré a Louis tirado en el suelo.
-Que ha hecho ahora...-dije con un suspiro mirando a Niall.
-Intenté que Liam me hiciese el avión... y la cosa salió mal...-dijo Louis sonando como un niño pequeño.
Entonces miré a Liam que se aguantaba la espalda con la mano y María se la revisaba.
-No se os puede dejar solos al parecer...-dije entrecerrando los ojos-nos vamos?
-Si-dijo Harry cogiendo de la mano a Cris.
Cogí los auriculares, el móvil y el monedero con dinero.
-Tengo hambre-dije tocándome el estómago.
-Ahora te llevo a desayunar-dijo Niall.
Salimos a la calle, y de camino al sitio donde desayunaríamos, estuve a punto de caerme varias veces por la resaca, Louis siempre se burlaba de mi.
-Cuando vamos a llegar?-le preguntó Maria a Liam.
-No tengo ni idea, preguntale a Niall, es el único que lo sabe.
-Vamos a un pub, tranquis, ya está muy cerca.
-Por tu bien y el de mi tripa, eso espero-le dije.
Me aburrí, así que saqué los cascos y me puse a escuchar música, en ese instante comenzó a sonar ``drive by´´ de Trayn, me gustaba bastante esa canción.
Entonces, Niall se me acercó y me robó un auricular.
-Qué escuchas?-preguntó, entonces al parecer la reconoció y se puso a cantarla, y yo me derretí viva.
-Tienes algo nuestro?-preguntó Harry.
-Em... No-solté.
-Buhhhh-me comenzaron a abuchear-bueno, ya te conseguiré un disco,así aprenderás lo que es la buena música-terminó Louis.
-Si, seguro que sois peores que yo y Maria-dije riendo.-no os veo delante de un micro cantando, sinceramente.
-Pero si cantamos como los ángeles-dijo Louis pestañeando rápidamente.
-Eso habría que verlo-dijimos Maria y yo.
Niall me miró alzando una ceja con una sonrisa, y yo le devolví la mirada desafiante.
-Que os parece little things, de nuestro nuevo CD, todavía no ha salido a la venta-dijo Harry.
Me puse roja, me sabía esa canción de memoria, es preciosa, se notaba que era escrita por Ed.
Comenzaron a cantarla, me iba a emocionar, la estaba tarareando para mis adentros a su ritmo, miré a las demás todas estaban muy rojas. Decidí destensar un poco esto.
-Esa canción es de Ed Sheeran!-les grité fingiendo estar enfadada-no es vuestra.
-Nos la ha dejado para nuestro album take me home-dijo Zayn frunciendo el ceño.
-Escuchas a Ed?-preguntó Harry.
-Por supuesto, es el mejor de este jodido mundo-dije añadiéndole énfasis.
-Nosotros lo conocemos-dijo Niall, mirándome curioso.-podría presentártelo.
-Y yo soy la mejor amiga de Michael Jackson no te jode-le solté casual.
-Lo dudo ya que hace años que murió-dijo riendo.
Puse los ojos en blanco y seguí andando, si de verdad me lo presentaba, violaría a Niall James Horan.
Llegamos a un pub pequeño, parecía muy acogedor, también servían desayunos, estaba vacío, así que los chicos se decidieron a entrar.
Nos pedimos nuestros correspondientes pedidos y nos sentamos a esperar. Me puse a hacerme fotos con María y las chicas.
Entonces sentí la llamada de la naturaleza.
-Disculpad, voy al baño-dije un poco roja.
-Te acompaño?-dijo Louis.
-Ni de coña amigo-le dije con un guiño.
Entré en el pequeño baño, digo pequeño, porque casi que ni cabía. Cerré la puerta. Pero la tranquilidad no duró mucho, unos golpes se escucharon en la puerta, terminé y abrí un poco enfadada. Entonces vi a Celia, con cara de pocos amigos.
-Qué quieres-le dije.
-Dejarte claro que Niall es mío-dijo seria.
-Cuando los cerdos vuelen-dije-y las ranas críen pelo.
-La segunda se ha cumplido, si quieres comprobarlo mirate al espejo-dijo con rabia.
-Atácame, ya no me importa, Niall nunca terminará con una víbora como tu-le dije sonriendo.
Salí del baño sonriendo dejando a Celia pasmada. Ya no me haría más daño.
El desayuno ya estaba en la mesa, me senté y cogí y gofre con chocolate y mi vaso de leche, los demás todos tenían cafés y tés salvo Niall que tenía... Una cerveza, estuve a punto de reír, pero me callé. Las demás se habían pedido unas tostadas, pero yo algo con una cantidad de azúcar enorme, soy así de saludable.
-En serio, dulces por la mañana?-dijo Niall con cara de asco mirando mi plato.
-En serio cerveza para desayunar?-dije imitando su voz.
-Touché-dijo callándose.
Me comí mi gofre despacio intentando no mancharme. A terminar todos, pagamos y salimos a la calle.
Niall me comenzó a mirar divertido.
-Qué?-pregunté-tengo moros en la cara?
-Moros no, pero chocolate si-dijo riendo. Se acercó y cogió un pañuelo de papel, se acercó y me limpió la comisura del labio izquierda deteniéndose rozando mi labio. Conectamos nuestras miradas y me quedé embobada en sus hermosos ojos claros. Entonces sentí que alguien me empujaba, me giré y vi a Celia con una falsa sonrisa.
-Ups, lo siento-dijo apartándose su pelo negro de la cara.
-No pasa nada-le dije poniendo una sonrisa más falsa aún.-Niall, me queda más chocolate?-dije girándome dándole con mi pelo en la cara a posta, se que es un poco cursi, pero me tenía hasta los ovarios.
-No-dijo sonriéndome.
-Gracias- me puse de puntillas y le propiné un beso en la mejilla, miré alzando la ceja a Celia, y le cogí la mano a Niall.
El chico se sorprendió un poco pero entonces me agarró más fuerte la mano.
-Dónde vamos ahora?-preguntó Maria a Liam.
-A digerir el desayuno-contestó acariciándole el pelo.
-Falta me hace, me voy a poner como una foca comiendo así-dije en broma.
-Si, en vez de comer tanto, te vendría bien una buena dieta-dijo Celia con una fría sonrisa.
-Si, creo que a ti también te vendría bien quitarte unos buenos cuantos kilitos de encima-le solté.
Louis se puso a reír, lo miré y me alzó el pulgar en señal de bien hecho.
-Quién va a por el coche?-preguntó Niall.
-Tú por preguntar-dijo Louis.
-Idiota, necesitamos otro, no cabemos-aclaró.
-Yo mismo-dijo Liam.
-Yo te acompaño-dijo Maria.
-Claro preciosa-le dijo pasándole el brazo por los hombros.
Miré a Maria alzando una ceja con una sonrisa, ella simplemente se puso roja.
-Yo también voy-le dije a Niall.
-Y yo-dijo Celia, podía callarse la boca.
-No hace falta Celia, vas a tener que andar para nada-dijo Niall, cada vez me enamoraba más...
-Pero no me importa de verdad-dijo moviendo sus negras pestañas.
-No, tu te quedas conmigo-dijo Louis cogiéndola del brazo y guiñándome un ojo.
No pude evitar una sonrisa, y Celia tampoco pudo evitar un suspiro de resignación.
-Vamos?-dijo Niall mirándome.
-Claro-dije intentando aguantarme una carcajada.-está muy lejos?
-Que va, está aquí mismo-dijo pasándome el brazo por los hombros.
Maria se me acercó pero seguía pegada a Liam.
-Puedo hablar contigo un segundo?-dijo frunciendo el ceño.
-Em... Si-dije arqueando una ceja.
-A solas-dijo mirando a Niall y poniendo los ojos en blanco-asi que fuera chicos.
Se alejaron unos pocos metros.
-Qué ha pasado con Celia?
-Nada, simplemente la adoro-dije con una sonrisa felina.-es la mejor persona que he conocido en la vida-dije clavándome las uñas en las palmas de mis manos.
-Y yo soy el papa. Venga que no soy tonta y te conozco mejor que nadie. Y cada vez que os miráis saltan chispas.
-Uff, simplemente es que es así de zorra que se le va a hacer... Pero de ninguna manera me va a quitar a Niall, aunque lo tenga que atar con correa, y llevarmelo a cuestas todo el día.
-Por Niall no te preocupes, se nota que le gustas tu a kilómetros de distancia.
-Eso dices siempre-dije mordiendome el labio.-será mejor que sigamos...
Volvimos con los chicos, y seguimos andando.
-Pony salvaje...-comencé a tararear en español sin darme cuenta-con cuerpo de pony...
-Hay vida en tu vida...-continuó Maria.-pero da igual que pony!!!-gritó de repente.
-Yo soy tu pony loca, yo soy tu pony loca!!!-continuamos a pleno pulmón
Los chicos nos comenzaron a mirar con caras aterrorizadas, al parecer Niall sabe la traducción, porque al momento se pone a reir.
-Qué recuerdos Mariquilla...-dije mirándola cómplice.
-Si... Rubia malona
Entonces vi a los chicos decirse algo en el oido entre ellos.
-Qué estáis tramando?-dije entrecerrando los ojos, entonces se nos comenzaron a acercar, empiezo a andar hacia atrás temiendome lo peor...
-Maria, corre.
-Qué?
-Que corras coño!-le digo riendo.
Tarde, nos cogen sobre el hombro y se ponen a correr en medio de la calle, la gente nos miran como si estuviésemos locos.
-Parad, nos están mirando-digo casi sin poder respirar dándole golpes en la espalda a Niall.
-Vamos al psiquiatra, a internaros de por vida.-dice Niall.
-Ah va, pero tu te quedas allí conmigo, que conste-le susurro al oido, es un poco atrevido, pero entonces me agarra más fuerte y no me arrepiento de decirselo.
-Por supuesto-dice, un pequeño rubor cubre sus mejillas y yo sonrío como una boba.
-Eso me deja más tranquila, podré compartir mi condena.-entonces miré hacia abajo, y una buena vista de su culo me recibe, no puedo evitar ensanchar mi sonrisa y deslizar mi mano más abajo hasta el final de su espalda.-sabes?tienes un buen culo.-una risa se nos escapa a los 4.
-No mejor que el tuyo, los culos españoles son los mejores.
-A que si-dije imitando la voz de un amigo. Giré mi mano y me di un cachetazo en el culo.
-Puedo yo también hacerlo??-me dice deslizando una mano por mi pierna.
-Nop, mi culo es de uso privado, solo yo y unas pocas personas pueden tocarlo.-dije seria.
-Creo que deberias ser actriz porno de mayor-dijo.
-Claro, para que me veas desnuda en el youtube, no, quiero ser otra cosa.
-Cómo lo has sabido?!?!-dice haciendose el sorprendido.
-Soy médium.-digo.
-Eso explica muchas cosas... También tienes rayos x? Eso explicaría como me ves el culo.
Estallo en una carcajada.
-Me vais a hacer potar-dice Maria-dejad esas cosas para un Motel.
-Pues mira, no estaría mal-dice Niall, me puse roja como un tomate, y le di con el puño en la espalda.
-Anda, bajame que me va a dar algo...-digo.
-Y a mi, que ya estoy un poco mareada- dice Maria a Liam.
-Vale princesa.
Niall, me baja, pero tengo las piernas dormidas y me recoge contra su pecho. No puedo reprimir un suspiro, que hace que suene ridícula.
-Patito, no te marees.
-No soy un pato, soy un unicornio, y como me enfades te clavo el cuerno en el...-Maria no me dejo terminar la frase.
-No digas nada de lo que puedas arrepentirte-dijo Maria, me puse roja.
-Dónde me lo clavas?-dice Niall divertido.
-En el brazo, dónde creias?-digo.
-Mejor no lo digo.- dice negando con la cabeza.
Liam le pasó el brazo por los hombros a Maria, en esa relación sobraban las palabras, con una mirada se entendían, me gustaría estar así alguna vez...
Niall me cogió la mano y seguimos andando.
-Falta mucho?-dijo Maria.
-No, es ese-dice Liam señalando un gran coche negro, era un todoterreno, sobresalía entre todos los demás junto con otro un poco más pequeño rojo.
-Agg, me encantan...-dije corriendo al rojo.
Sentí las manos de Niall en mi cintura y me estremecí, me giré y lo encaré con una sonrisa.
-Nosotros vamos en este-dijo Niall.
Me abrió la puerta como todo un caballero, me senté en el asiento del copiloto, y esperé a que Niall se sentara en el asiento del conductor.
Sonreí a Maria desde mi ventanilla, y la saludé.
-Vamos a recoger a esta gente.-dijo girándose la gorra, me encantaba ese gesto que tenía.
Arrancó, y puso música.
-Oye, cuántos años tienes?-pregunta, ya la hemos liado, cuando se entere va a pensar que soy una mocosa.
-No deberías preguntarle eso a una señorita-le digo intentando desviar la conversación.
-Vamos, contéstame, yo tengo 19 años, no te voy a comer.-un sudor frío me recorre la espalda-yo diría que tienes en torno a 16.

2 comentarios:

  1. me enkantaa ke uarrilla te me as puestoo jajajajaja sisii niall vaya ojo ke tienes le as sumaoo 2 añitos asii de golpee xD rubii estas demasiiao desarolla como yo ;P

    ResponderEliminar
  2. a mi me dicen que me parezco a mi prima de 19 que podriamos salir por ahi las dos juntas y entrar a los mismos sitios si me maquillo y me pongo tacones

    ResponderEliminar