Tu libertad termina donde comienza la mía: capítulo 5 give me love

Páginas vistas en total

sábado, 24 de noviembre de 2012

capítulo 5 give me love


CAPÍTULO 5.

Miré el reloj... Las 9 de la mañana...esto del cambio de horario es horrible... Total, que decido deshacerme la trenza y cepillarme bien el pelo, me quité el maquillaje y pedí algo para desayunar.
A los 15 minutos llegó el servicio de habitaciones con mis gofres y mi café.
Las otras al parecer seguían dormidas, desayuné despacio, y volví en la habitación de las otras, al parecer, Lydia les había contado a las demás lo del mensaje, y al descubrir que era verdad todas estaban llorando, hiperventilando, y mostraban signos de ataques de ansiedad.
-Hola gente!
-Hola...-dijeron todas-a que hora viene?
-12, son las 10 menos 15, hay tiempo de sobra para ponerse guapas.
-Yo me voy a preparar, ahora vuelvo-dijo Celia volviendo a su habitación.
-Yo me voy a la ducha... Necesito despejarme-dijo Lydia.
-Yo me quedo hasta un poco más tarde-dijo Maria.
-Alguien me hace una trenza?-pregunté.
-Claro-dijo Lydia acercándose.
A las 10 y 30 volvimos Maria y yo a nuestra habitación, la ayudé a elegir su ropa, y me maquillé de nuevo... Las 12 menos 15 y todas estábamos en mi habitación esperando...
-Respecto a la norma que dije ayer, la sigo teniendo en cuenta.
-Está bien pesada...-dijo Lydia.
Dieron las 12 y no llegaban, esperamos, a las 12 y 20, llamaron a la puerta y abrí rápidamente, allí estaba Zayn... Tan maravilloso como siempre, le dije que pasara, y Lydia al verlo le empezó a temblar el labio, asi que abracé a Zayn, y miré a Lydia con cara asesina para que parara.
-Chicas, este es Zayn.
-Hola- dijo Zayn mirando a Lydia con cara interrogante. Le dio dos besos a cada una, y salimos a la calle.
Zayn se me acercó y Lydia me miró con cara de leona, no pude evitar reírme.
-Oye, estáis todas bien-dijo susurrándome al oído.
-Mejor que vosotros, te lo aseguro-dije levantando la cabeza dignamente.
-Los chicos están en el parque esperando-dijo levantando la voz para que todas lo oyéramos.
-Me abuuuuuurrooooo-dije, andando, al parecer todavía quedaban otros 10 minutos para llegar al parque.-falta mucho?cuánto falta? Me duelen las piernas, porqué no respondes?-le dije riéndome.
-Para un poco!-dijo agobiado- falta poco,y a lo de que te duelen las piernas si quieres te llevo en brazos-dijo con una sonrisa pícara, miré a Lydia, se la veía enfadada.
-Pasoo, pero a Lydia le duelen más, verdad??-dije guiñándole un ojo a Lydia. Me sonrió y Zayn sin previo aviso se acercó a Lydia y la cogió, entonces empezó a correr, y Lydia a gritar, se puso roja, y yo me doblé de la risa.
Al poco tiempo llegamos al parque, y respiré hondo, me acerqué a las demás y les dije,
-El plan es como antes, más os vale cumplirlo...
-Que si...-dijeron a la vez.
Entonces vi a Zayn soltar a Lydia, y acercarse a un grupo de chicos, entonces vislumbré una cabellera rubia, tranquila... Respira hondo...
Me paré en el sitio, entonces Zayn les dijo algo y me miraron los 5 a la vez, no pude evitar ponerme roja como un tomate.
-Eh! Que no os vamos a comer!-dijo Louis, sonreí-bueno, puede que Niall si.
Acto seguido Niall le pegó un puñetazo en el hombro.
Fui la que dio el primer paso, me acerqué a Zayn pidiéndole ayuda.
-Hola-dije, con un gesto tímido-soy Almu.
-Está es la del carácter? Pero si parece un angelito!-dijo Louis- ven aquí angelito, me llamo Louis.
Le miré entrecerrando los ojos y me giré haciéndome la tonta, como sino lo hubiese oído.
-Eh, que era broma, -dijo levantándose y dándome dos besos.-nota para Louis, no llamarte angelito.
-No me vuelvas a llamar así si no quieres morir entre terribles sufrimientos-le dije poniendo voz tenebrosa.
-Ayuda Niall!, esta psicópata me quiere matar!-dijo tirándome a Niall encima, con el peso me caí al suelo, pero no pude evitar una gran carcajada, los demás también se empezaron a reir, y Zayn le dijo algo a Lydia al oído.
Niall me ayudó a levantarme y le di las gracias.
-Soy Niall-dijo dándome dos besos y revolviéndose el pelo.
No pude evitar un suspiro, pero lo convertí en una tos.
-Bueno, y vosotros 2??-dije dándome la vuelta antes de caer al suelo de un desmallo.
-El chico de los rizos, y yo soy Liam.
-Encantada chico de los rizos-dije dándole la mano, y le di un abrazo a Liam.
-El chico de los rizos se llama Harry-dijo Zayn con un suspiro.
Me giré para ir a un banco a atarme los zapatos, y vi a todos presentarse entre ellos, no pude evitar una sonrisa al ver a todas cumplir sus sueños. Niall me miraba, no pude evitar mirarlo a los ojos, y el me sostuvo la mirada, no pude aguantarle la mirada y aparté la vista con las mejillas rojas.
Me até los cordones y me levanté.
-Nos vamos ya?-dije al grupo.
-Si-dijeron en general.
Lydia al parecer se había hecho amiga de Zayn y se fue con el. Me daba demasiada vergüenza acercarme a Niall, y como Louis se me acercó pues decidí irme con el, Liam y Maria terminaron juntos, y al ver otra escena, me entraron unos celos enormes, Celia y Niall juntos. Cris siguió con el de los rizos. Niall me miró, y decidí darle celos, empecé a hablar con Louis.
-Tú no eres de por aquí verdad?-preguntó Louis.
-No, soy de España.
-Oh!!!, paella, siesta!-gritó con un acento exagerado y empezó a bailar lo que extrañamente parecía flamenco. Me empecé a reir.
-Hablas algo de español?-le pregunté a Louis.
-Em... Lo que he dicho antes.-dijo avergonzado.
Entonces Niall se me acercó y me dio unos golpecitos en la espalda.
-Yo si que hablo español-dijo en un español con un ligero acento que lo hacía irresistible.
-Oh... Bien... Por lo menos lo hablas mejor que Louis-dije con una sonrisilla. Y lo imité bailando.
-Eres de Andalucía cierto??-siguió en español.
-Si, la has visitado alguna vez?.
-He ido de vacaciones, está muy bien, me encanta, y hay muchas cosas aparte de la paella y la siesta.-dijo mirando a Louis.
-Esto es frustrante, no os entiendo-dijo Louis-vamos Celia.-dijo agarrándola del brazo y saltando como caperucita roja.
-... Habéis probado a llevarlo al psicólogo??-dije de nuevo en ingles, notaba que a Niall le costaba todavía un poco hablar español.
-No, pero creo que sería una buena idea.


Encajamos rápidamente, pero a Liam y Maria parecía costarle hablar. Nos acercamos, e intenté romper el hielo.
-Hola gente!-dije poniéndome de puntillas y pasándole el brazo por los hombros a Maria.-has crecido o he encogido?
-Sigues igual que siempre rubi-dijo Maria sonriendo.-igual de bajita.
Le di un empujón y se chocó con Liam, entonces, el la abrazó. Decidí separarme.
-Qué fácil ha sido no?-dijo Niall con una sonrisa, dios, aun con braquets tenía la mejor sonrisa del mundo...
-A veces, con un pequeño empujón basta.-dije guiñándole el ojo.
-Me gustan las bajitas, sois muy monas-dijo revolviéndome el pelo.-pareces más frágil, y me dan ganas de protegerte.-dijo acercándose más... Me perdí en su mirada, me entraron unas ganas irresistibles de besarlo, pero Lydia se acercó con Zayn.
-A dónde vamos primero??-preguntaron.
-A la estación de King Cross por favor!!!!-dije con cara suplicante.
-Para?-preguntaron lo 3. Entonces Maria se acercó.
-Aquí se haya la rubia más viciada a Harry Potter. Si no le hacéis caso os matará lenta y dolorosamente.-dijo.
-Pues eso, que quiero ir.-dije imponiéndome.
-Pues venga, tendremos que ir...-dijo Niall pasándome el brazo por la cintura, y entonces ya causó mi muerte por enésima vez.
A todos se les veían felices, Celia y Louis habían establecido una gran... Relación, no paraban de hacer el tonto y reirse todo el rato.
-Puedo pedir un taxi por favor???-le dije a Niall-mis pies me están matando...-dije tirándome en un banco próximo.
-Utiliza las alas-dijo Louis con un guiño.
Entonces me subí en el banco, he hice como si me fuese a tirar para coger impulso y volar.
Cerré los ojos y de repente, noté que alguien me había cogido por la cintura, y me hacía el avión.
Abrí los ojos, y vi a Niall riendo.
-Bájame!!por favor... Me estoy mareando...-dije fingiendo. Me sentó corriendo en el banco, se disculpó y me miró preocupado, entonces, abrí mucho los ojos y le grité. Pegó un salto hacia atrás y yo me destrozaba de la risa con los demás.
-Maria, aparecerá otra vez pitbull en un coche?-dije en español. Maria me miró con una sonrisa cómplice.
-Te acuerdas?que tiempos...-respondió en ingles.
-¿Qué paso con pitbull?-preguntó extrañado Niall.
-Nada, que a la rubia le gusta hacer autostop y después pasa lo que pasa-me dijo con guiño.
Me levanté y llamé un taxi.
-Aquí no cabemos todos ni de coña-dije abriendo la puerta.
-No hay problema, tu te puedes meter en el maletero-dijo Maria.
-Hablarás en broma?-dije arqueando una ceja. Entonces Louis me puso una mano en el hombre.
-Yo me meto contigo en el maletero, y jugamos!-dijo habriendo el maletero, estuve a punto de gritar, pero mantuve la calma.
-Claro guapo-e hice una especie de gruñido. Niall miró a Louis entrecerrando los ojos. Entonces me empecé a reír.

Hey, what's the big idea?
Yo Mika.
I said,
sucking too hard on your lollipop,
or love's gonna get you down,
I said,

-Mi móvil...-dije cogiéndolo, me aleje un poco.-Hola mamá!.
-Hola, como estás cariño?.-dijo con voz alegre.
-Muy bien!, esto es precioso...
-Coméis bien?
-Por supuesto, pero como tu comida ninguna, ahora mismo estamos de turismo. Vamos a ir a Kings Cross, la estación de mi Harry Potter...
-Esa en la que se estampan contra la pared?-preguntó divertida.
-Si, esa-dije riendo-Me haré fotos y te las enseñare todas.
-Eso espero, y bien?, has conocido a gente?
-Si.
-Cuidado con los chicos, te he metido un spray pimienta en el bolso por si acaso.-dijo preocupada, como siempre tan sobre protectora...
-Tu estas bien de la cabeza mama?- dije llorando de la risa.
-Solo por si te hace falta...
-Bueno, mama, me están esperando me tengo que ir, un besazo, hasta mañana.
-Adiós cariño, ya te hecho de menos pequeña. Muchos besos..-dijo colgando.
Volví con los demás, me miraban riendo.
-Con que Mika... Que escondido te lo tenias-dijo Louis.
-Solo lo tengo para el nº de mi madre, casi siempre indica peligro, así lo diferencio. Y si q7ue me gusta un poco, pero no soy una fanática.-dije.
-Entonces de quién eres fan?-preguntó Harry.
-De mi misma-dije abrazándome.-aunque Maria diga que canto como una ballena en celo-dije mirándola con rencor.
-Oye, yo no he dicho eso-dijo.
-Pero lo insinuaste.-dije enfadándome.
-Pero si yo dije que cantabas bien!
-Ahora lo dices para arreglarlo-dije entrecerrando los ojos.
-De verdad, algunas veces eres más tonta...- y terminamos riendo.
-Chicas... No hay quien las entienda...- dijo Liam con su voz grave y vibrante que hipnotizaba, Maria se puso roja y empezó a reír nerviosamente.
Le di un codazo, y le susurré al oído.
-Y después me dices tonta a mi.
Me metí en el taxi, me di cuenta de que el taximetro empezó a contar hacia tiempo.
-O nos vamos ya, o nos arruinamos-dije sentándome al lado de la ventanilla.
Niall y Louis empezaron a discutir, pero decidí terminar con esa pelea yo misma.
Tiré de Celia hacia dentro del coche, y se metió Maria.
-Liam, si quieres siéntate delante-dijo Maria.
-Claro.
-Vosotros pedid otro, nos vemos allí-les dije secamente.
Terminamos cantando los 4 las canciones de la radio, y riéndonos.
Llegamos al largo rato, por culpa de un atasco.
Nos bajamos, Liam se ofreció a pagar el taxi, y después de mucho negociar, terminamos pagándolo entre todos y esperamos a los demás.
Llegaron y entonces lo vi, Cris se estaba enrollando con Harry... Pues, si que van despacio... A Lydia no se le veía demasiado contenta, se acercó a nosotras.
-Se está pasando.-dijo.
-Quién?-preguntamos al unísono.
-Cris, un poco más y le mete la lengua por el esófago, le ha faltado tiempo vamos...-la miré con una sonrisa, y ella me miró con incredulidad.
-Es su sueño, déjala vivirlo, seguro que tu estás deseando besar a Zayn.-dijo Celia.
-Quiero, pero me ves hacerlo? No soy una de esas chicas a las que tratan como si fuesen de usar y tirar...
-En eso tienes razón, pero, tienes que comprenderla también lleva mucho tiempo queriéndolo aunque el no lo supiese.
-Si, quizás tengas razón, pero sigo pensando que es demasiado lanzada.
-Yo también lo pienso-dijimos Maria y yo.-Bueno, ahí vienen-dije señalándolos con la vista.
-Hey chicas.-dijeron.
Cris tenía cara de no creerselo, y no la culpaba, entonces los ojos se me fueron a Niall, que... Miraba a Celia. Me enfadé y me empecé a mirar los pies, como podía haber creido que un chico así se enamoraría de una chica como yo, me mordí el labio con fuerza.
Entonces me decidí, esos 3 meses no lo pasaría mal, ni me preocuparía de nada. Miraría a todos los chicos que me parecieran monos, no existe solo Niall, pero... No podría olvidarme de el aunque quisiera.
Decidí acercarme a Louis. Pasaría todo el tiempo con el, si, eso haría. Me vendría bien divertirme, y Louis es el rey de la diversión.
Entramos en la estación, y yo me sentí como un niño pequeño, me puse a correr con Louis detrás buscando el andén 9 y ¾.
Al fin lo encontré y me puse a gritar y saltar llamando a los demás.
-Necesito una fotooooooo-le dije a Maria, sacó su camara, esa que siempre llevaba consigo y me subí sobre el carrito para hacerme una foto.
Después de lo que parecieron 1000 fotos, decidimos ir a tomar algo, era tarde y teníamos hambre.
-¿Dónde vamos a comer gente?-preguntó Lydia, iba de la mano con Zayn parecían estar hechos el uno para el otro.
-En nuestra casa.-dijo Harry, seguía sin soltar a Cris, parecían 2 lapas.
-Eso está muy lejos?-pregunté con un suspiro.
-Un poco-me contestó Niall, iba riendo con... Celia. Esto resultaba frustrante, tenía ganas de pegarle, de golpear algo, pero me reprimí, y observé a Celia, era mucho mejor partido que yo... Me dio un bajón de moral. Louis me miró, era un buen chico, creo que percibe mi tristeza, entonces para ocultarla, sonrió, creo que resultó convincente.
-Yo no cocino-dijo- cocinad vosotras que sois las invitadas.
-Eh!-dijimos indignadas.- no es justo.
-Cocinamos nosotros, Louis, tu no hace falta que cocines-dijo Liam, iba con María charlando alegremente.
-Y el rey Louis vuelve a salirse con la suya-dijo Louis.
-Peeero, después te toca fregar.-dijo Harry.
-Ni de coña, para que está el lavavajillas?
-Pues entonces tu también cocinas-dijo Niall, sentí una pequeña punzada al mirarlo a los ojos.
-Está bien...-se resignó Louis.
Pasé callada todo el camino hacia la casa, estaba bastante desanimada, entramos en una gran casa, dividida en 5 apartamentos, era preciosa, tenía que admitirlo, tenían un gusto decorativo exquisito.
-Hogar dulce hogar...-dijo Zayn.
Nos llevaron a una gran terraza, tenía una mesa en el centro, con sillas rodeándola, una barbacoa estaba en una de las esquinas de la terraza.
-Tomad asiento mientras preparamos la comida- dijo Harry.
Salieron los 5 y nos sentamos todas en la parte de la derecha, María se sentó a mi derecha, a mi izquierda estaba Celia, y Lydia y Cris se sentaron a continuación de María.
-Qué te pasa rubi?-preguntó María.
-Nada, estoy un poco de bajón-le dije.
-Y eso es por...-continúo.
-Nada, el desarrollo, que es muy malo-mentí.
-Seguro?-me preguntó alzando una ceja, estaba segura de que no me creía.
-Si, no te preocupes Lima-dije dándole un codazo.
Al rato entraron los chicos con las cosas para preparar la barbacoa.
-Necesitáis ayuda?-preguntó Celia con voz dulce.
-No, sois las invitadas-dijo Harry.
Celia, de todas formas, se levantó y se acercó a Liam, le acarició el hombro, y le susurró algo. No pude más, los celos se apoderaron de mí, necesitaba estar sola.
-Dónde está el baño?-pregunté levantándome de golpe.
María saltó del sitio y se levantó también.
-Yo te acompaño, también necesito ir-dijo.
Louis nos lo indicó, entramos, era bastante espacioso.
-Cuenta-dijo sin rodeos María, como siempre, dio en el clavo, me conoce tan bien...
-Que va a pasar, que soy una mierda, que voy a morir sola.-dije al borde del llanto.
María me abrazó y lágrimas comenzaron a recorrer mis mejillas.
-Porqué piensas eso? No es cierto...
-Fíjate, el chico al que amo se va con mi amiga, no le intereso a nadie, soy horrible, no se como pude pensar que tenía posibilidades...- dije entre sollozos.
-Eso es mentira, has visto como te mira el y Louis?- dijo.
-Si se acerca Louis es por pena, por no dejarme sola, y en cuanto a Niall... No se despega de ella.-dije con rabia, rompí a llorar con fuerza, lo solté todo, le conté todas mis inseguridades, como tantas veces había hecho, me ayudó a liberarme, ella siempre ella, me ayudaba, hacía que me sintiese mejor, y me animaba.
-Todo eso es mentira, tu te has mirado al espejo? Eres preciosa, y lo sabes.-dijo cogiendo un pañuelo y dándomelo.
TOC TOC.
Alguien estaba golpeando en la puerta, abrí la puerta, eran Lydia y Cris, me miraron preocupadas, y les conté lo que me pasaba con Niall.
-Idiota-me soltó Cris, todas la miramos sorprendidas.-como puedes creer eso, si no se ha fijado en ti es que es un imbécil de cuidado, y además hay más peces en el mar.
-Cris tiene razón-dijo Lydia- si el no te quiere te buscaremos a otro buenorro.
No pude evitar una sonrisa, eran geniales, todas y cada una de ellas. Me miré al espejo y suspiré con tristeza, tenía la cara roja e hinchada de llorar, era un desastre, no podía salir así. Entonces, abrí el grifo y me lavé la cara, la hinchazón se había ido, pero seguía con los ojos y las mejillas rojas.
-Anda, déjame eso a mí-dijo Lydia buscando en su bolso, sacó un pequeño estuche de maquillaje.
Me empezó a maquillar, con tonos sutiles, casi ni se notaba, pero no había ni rastro de haber llorado... Salvo por los ojos, seguían muy húmedos y un poco rojos.
-Podríamos decir que te has drogado y por eso están rojos-dijo María, y solté una carcajada.
-O...-dijo Cris- que hemos tenido un accidente y has terminado llorando de la risa.
-Elijo la opción de Cris-dije.
Salimos agarradas todas, con una sonrisa, la mesa estaba puesta y la barbacoa lista, al parecer había pasado gran rato en el baño.
-Os habíais caído por el retrete?-soltó Celia, la miré con una media sonrisa.
-Más o menos...-dije mirando a Niall.
Nos sentamos, los chicos se sentaron en frente:Liam de María, Zayn de Lydia, Harry de Cris.
Entonces, Louis me miró un momento, y me guiñó un ojo, se sentó en frente de Celia, y Niall delante de mi.
Le envié una sonrisa cómplice a Louis, intuía que seríamos grandes amigos... Pero por ahora, tenía que luchar por Niall.
Mientras comía, intercambiaba miradas furtivas con Niall, cuando terminé, Louis empezó a tirarme servilletas.
-Qué quieres?-le dije un poco mosqueada.
-Yo? Nada-dijo.
Paró un momento, pero cuando me olvidé, comenzó de nuevo, estaba consiguiendo enfadarme, entonces, me coló una por el escote.
-Canasta!-gritó. Si quería guerra, la iba a tener, cogí el servilletero, y empecé a lanzarle servilletas, los demás estaban desconcertados, entonces, uno de mis lanzamientos se desvió y le dio a Niall, que también comenzó, al rato, terminamos todos enfrascados en la batalla, entonces, Louis me puso la zancadilla, y me caí encima de Celia.
-Ten más cuidado-dijo con rabia se levantó y se alisó la ropa.
-A sido sin querer, lo siento.-dije mirándola, esperando que hiciese algo.
-Ya, claro-dijo mirándome enfadada.
Niall se acercó a ella, y le preguntó si estaba bien.
-Estoy bien gracias.
La rabia pudo conmigo, me levanté.
-Espero que no te hayas roto una uña-dije entrecerrando los ojos- no querría tener que aguantarte.
Entonces, se separó de Niall, se acercó a la mesa, cogió la jarra que tenía el agua con hielo, y me tiró su contenido encima, note el frío, también noté como el hielo me golpeaba con fuerza, estaba helada y dolorida.
-Estúpida!-le grité, cuando me enfado, tiembla el suelo.-quién te crees que eres para hacerme esto.-Me acerqué a ella y le di un guantazo.
-Idiota... Solo haces esto porque estás celosa...-dijo tocándose la mejilla, entonces me empezó a temblar el labio, las lágrimas volvían. Corrí empapada al interior de la casa, me metí en el baño sola, esta vez no entraría nadie, me miré al espejo, estaba completamente empapada, y en los brazos tenía pequeñas marcas rojas del hielo, estúpida Celia... Golpearon en la puerta.
-Seas quien seas déjame en paz!-grité al borde de un ataque de histeria.-He tenido suficiente!.
La puerta se abrió de todos modos, me pegué a ella para que se cerrara antes de que entrara nadie, pero el pie de alguien, hacía que no se pudiese cerrar. Suspiré resignada y lo dejé pasar, me sentía estúpida, el maquillaje de Lydia corrido, mojada, y llorando. No quería que me viese nadie. Levanté la cabeza despacio, y con horror, descubrí que era Niall.
-Adiós-dije intentando salir del baño lo más rápido que pudiese. Pero Niall se plantó delante de la puerta entorpeciéndome el paso.-Déjame pasar...-dije con impotencia
-No-dijo.
-Déjame salir, o me pondré a gritar.
-Adelánte, grita todo lo que quieras-dijo mirándome.
-Estúpido, te odio-dije golpeándolo.
-Eh, relájate, así no vas a conseguir nada.-dijo agarrándome por los hombros para que no pudiese golpearlo.-Estás congelada... Será mejor que te cambies..
-Será mejor que me vaya a mi hotel, y haga como si esto no hubiese ocurrido-dijo apartándome el pelo que se me había pegado a la cara.
-Ha ocurrido, y de todas formas no puedes irte así al hotel. Vas a pillar un resfriado.-dijo mirándome preocupado.-Será mejor que te busque algo de ropa.
Antes de salir me pasó una toalla por los hombros.
A los pocos segundos entraron María, Lydia y Cris.
-Se ha pasado-dijo María. Yo aparté la mirada, todo me estaba saliendo mal, nunca me había comportado así, nunca le había levantado la mano en serio a nadie. Me sentía fatal, no solo físicamente, sino por el sentimiento de culpa de haber insultado y pegado a Celia.
-Yo también me pasé-dije en voz baja, casi inaudible,
-Tu no le has tirado una jarra con hielo, y encima te la ha tirado con fuerza.-dijo Cris señalando las marcas de los brazos.
-La he insultado-dije.
-Y ella a ti-dijo Lydia.
-La he abofeteado-dije.
-Oh... si, vamos compara lo de la jarra se compara a eso-dijo María.
Entonces entró Niall, las chicas lo miraron serias.
-Te traigo la ropa, será mejor que te cambies rápido.-Dijo saliendo.
-Si, eso, sal a ver a tu Celia-dijo Lydia.
-El no tiene culpa.-lo defendí.
-Si, por jugar a dos bandas.-dijo Cris.
-Vistete rápido, Louis nos va a llevar en coche.-dijo María.
Me quité la ropa mojada que se me pegaba a el cuerpo, y me sequé como pude, me puse una camiseta que me quedaba bastante grande, unos pantalones también grandes. Salí del baño , me despedí de todos menos de Niall, que había desparecido, nos montamos en el coche de Louis, y apoyé la cabeza contra el cristal.
Louis arrancó, y empezó a sonar la radio, sonaba wide awake de Katy perry, me gustaba esa canción, era diferente a sus canciones anteriores.
Permanecí callada casi todo el camino, solo respondía a las preguntas de Louis con monosílabos.
Salí del coche, me despedimos de Louis con un abrazo de grupo, todavía era temprano, entramos en el hotel, entré en la habitación que compartía con María, me tiré en la cama, y suspiré.

1 comentario:

  1. tiiiaa me encantaa esta geniial pobre celia la pones de mala xD no tardes en subir los demas capituloos kiero saber ke pasa cn el maligno del rubio irlandes xD

    ResponderEliminar